jueves, 6 de agosto de 2009

La disciplina en Sala


¿No resulta maravilloso manipular elementos con los que mamá se desenvuelve en la cocina pero para crear nuestras obras!! ¿Quién dijo que los pequetines no disfrutan de nuestro arte? Su principal alimento, la leche, es hoy su pintura al óleo...

Desde el inicio aprendemos ciertas pautas metodológicas de disciplina para disfrutar de nuestro arte.
Sabemos que llegamos a la Sala y nos colocamos la túnica para proteger el uniforme diario. Escuchamos atentamente la propuesta y...¡manos a la obra!
Al culminar nuestra tarea limpiamos todo lo utilizado, nos lavamos las manos - y a veces hasta la cara!- dejamos cada cosa en su lugar, colgamos nuestra túnica y esperamos en el rincón de lectura al resto del grupo. Allí siempre hay una actividad. Tenemos catálogos de pintura y escultura que nos cuentan fantásticas historias, puzzles con obras con las que ya hemos trabajado, cuentos abstractos, etc.
¡Ahh, me olvidaba!
¿Cómo se colocan los pinceles en el lugar después de lavarlos?
CON EL PELITO PARA ARRIBA PARA QUE NO SE DESPEINE!!!